Pornografia sin registro


07-Oct-2014 08:33

Si no hay dolo ni imprudencia, estaríamos en el caso fortuito, que no es sancionable.La imprudencia que da lugar a un delito sólo se castiga cuando ese delito incluye formas imprudentes.Hasta aquí, tenemos desmontada la tesis defensiva respecto de la posesión. La diferencia, a día de hoy, resulta dramática, porque desde la nueva reforma de 2003, cuando la alarma social sobre este tipo de hechos comenzó a crecer, tenencia y distribución están castigadas con penas bastante diferentes: la primera conducta está castigada con pena máxima de un año de prisión, que puede quedar en multa para los casos más leves; en el segundo caso, nos vamos a los cuatro años de prisión, que se elevan a ocho si se dan circunstancias agravantes, como usar a menores de trece años.Ahí es donde resulta clave la reunión del 27 de octubre de 2009, reunión a la que el magistrado Jose Manuel Maza se quejaba amargamente de no poder asistir, por encontrarse en el ENISE.Por supuesto, en estos caso, todas las defensas intentan demostrar que: a) su defendido no ha buscado en la vida pornografía infantil, y los cuarenta vídeos de violaciones de niñas de diez años que hay en su disco duro se descargaron solos, o sea que su conducta es imprudente (impune, como ya hemos visto), y b) su defendido es una pobre alma cándida que no sabe como funcionan las redes P2P, ni que lo que hay en las carpetas compartidas está a disposición del resto de usuarios, así que no comparte voluntariamente, sólo posee.Estas, y otras afirmaciones, son las que se debaten en los tribunales día sí y día también.

Después de ello, y gracias a la fortuna que amasaba, compró una lujosa propiedad en el barrio del Soho, donde empezó a forjarse su nombre.

Una vez aclarado esto, vamos con la distinción entre tenencia y distribución.

La primera edición del actual Código Penal, en 1995, no contemplaba la difusión de pornografía infantil, ya que la tenencia de material de este tipo era algo completamente marginal, que se movía en unos círculos tan estrechos y reducidos que el único problema era la mera existencia del material en sí, porque implicaba que había gente que usaba a niños para hacer porno.

Además, en esta reforma se castiga, por vez primera, al que simplemente posee la pornografía para su propio uso, sin distribuirla, aunque en este caso se le impone una pena inferior. Si la policía coge a un usuario de e Mule con pornografía infantil en su ordenador…

¿Cuando se considera que está distribuyendo dolosamente, y cuando que simplemente la posee para su propio uso?Cuando el Tribunal Supremo no consigue ponerse de acuerdo en sus sentencias sobre una cuestión polémica, celebran un cónclave que recibe el nombre de “Pleno no Jurisdiccional”.